Breitling for Bentley

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-dd30f075ad-art-of-living.jpg

UN ARTE DE VIVIR

Chic británico, excelencia suiza, la colección Breitling for Bentley impone un nuevo estilo de vida. Bajo el signo de la B alada, sigue trazando su propia senda, reflejo de un universo exclusivo que conjuga lujo y hazañas. Excelencia técnica y prestigio. Potencia y estilo. Clase y audacia.

Fruto de la confluencia del gran arte automovilístico británico y la gran tradición relojera helvética, esta prestigiosa gama de cronógrafos exclusivos alberga en su chasis de oro, acero o titanio unos motores de excepción. Diseñados con arte, fabricados con un cuidado extremo del detalle, cada modelo encarna la misma apuesta por la perfección y la belleza que comparten el célebre constructor del otro lado del Canal de la Mancha y el especialista del cronógrafo; la misma pasión por la excelencia y la elegancia que, desde la planta Bentley de Crewe hasta los talleres de Breitling Chronométrie en La Chaux-de-Fonds, invita a los amantes de bellas mecánicas al más fantástico de los viajes.

En 2002, Bentley marcaba un hito con el lanzamiento del Continental GT, el modelo más potente que Bentley haya construido nunca. Breitling pone su toque personal en este emblemático símbolo del lujo y las altas prestaciones participando en el diseño de la instrumentación técnica y poniendo su firma en el reloj de a bordo. Es la primera vez que Bentley confiaba esta tarea a un relojero.

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-77a8889aa6-exceptional-engines.jpg

MOTORES DE EXCEPCION

Dentro de cada automóvil Bentley se aloja un motor exclusivo, refinado y potente, minuciosamente ensamblado en la planta de Crewe, en Ingla-terra. Dentro de cada cronógrafo Breitling for Bentley se aloja un mecanismo de altas prestaciones, fabricado según la más alta tradición suiza en el ultramoderno complejo de Breitling Chronométrie, en La Chaux-de-Fonds.

Los mecanismos Breitling for Bentley, todos ellos certificados cronómetros por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), son el fruto de una lograda combinación entre la mano del artesano y la máquina, entre tradición e innovación. Máximo exponente de fiabilidad y precisión, en cada uno de ellos se dan cita la destreza de los artesanos y los últimos perfeccionamientos de la tecnología más avanzada, esa que abre el camino a unas prestaciones superiores.

Líder del cronógrafo y los relojes técnicos, Breitling pertenece al selecto círculo de las marcas que poseen su propio mecanismo de cronógrafo mecánico, íntegramente desarrollado y fabricado en sus talleres. Un calibre de una arquitectura inédita, con rueda de pilares, embrague vertical y reserva de marcha superior a 70 horas, creado para ofrecer un máximo de precisión, fiabilidad y funcionalidad. Partiendo de esta base, sus relojeros e ingenieros han creado varios calibres manufactura dotados de funciones novedosas—entre las que figuran unos sistemas muy prácticos de segundo huso horario y de hora universal ambos ajustables por medio de la corona, y un mecanismo de «cronógrafo 30 segundos» basado en una patente Breitling de 1926. Estos motores de excepción han encontrado una vitrina a su medida en los cronógrafos Breitling for Bentley.

Sinónimos de potencia, precisión y altas prestaciones, los mecanismos cronógrafos Breitling for Bentley se distinguen por su estética original y el cuidado de los más pequeños detalles, incluso aquellos que son invisibles a simple vista. Unos magníficos motores, bien construidos y bien acabados. Cada pieza de estas sofisticadas mecánicas, cada curva, cada recta, cada arista, cada superficie de metal lleva la impronta del trabajo bien hecho que caracteriza a la gran tradición suiza y al gran arte automovilístico británico.

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-e8ac239df4-hours-of-le-mans.jpg

LAS HORAS MAS BELLAS DE LE MANS

En 1924 llega el triunfo para Bentley, que gana la segunda edición de las 24 Horas de Le Mans con un Bentley 3 litros. La firma británica repetirá cuatro veces esta hazaña, en 1927, 1928, 1929 y 1930, las dos últimas victorias con un Speed 6.

Es la época de los legendarios Bentley Boys: Benjafield, Birkin, Davis, Rubin, Kidston, y sobre todo Barnato, el más célebre de todos, un multimillonario negociante de diamantes sudafricano. Deportistas superdotados, auténticos amateurs, por lo general adinerados y grandes seductores, los Bentley Boys corren en sus bólidos principalmente por sentido del honor y por amor al reto. Amantes de fiestas tanto como de victorias, marcarán para siempre el espíritu Bentley, esa combinación única de altas prestaciones y de lujo.

En 2003, Bentley reconecta con su glorioso pasado deportivo y firma su gran retorno al circuito de Le Mans. El triunfo es por partida doble: ambos bólidos Bentley se imponen con brío situándose en los dos primeros puestos de la clasificación. El Speed 6 de 1930 con sus 180 caballos ha sido sustituido por el Speed 8, un supercoche high-tech de materiales compuestos, dotado con más de 600 caballos y con una velocidad tope superior a 350 km/h. Patrocinador principal del Team Bentley, Breitling celebra esta victoria lanzando un cronógrafo en serie limitada, y rápidamente agotada, bautizado con el nombre de «Bentley Le Mans». Es el inicio de la gran aventura Breitling for Bentley.

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-08b15086e2-hallmark-of-style.jpg

LA IMPRONTA DEL ESTILO

Quintaesencia del chic británico, los cronógrafos Breitling for Bentley atraviesan los continentes conjugando estilo elegante y casual, originalidad y nobleza. Unos relojes con alma.

Un Bentley es más que un automóvil, es una obra de arte creada con un sentido inigualable de las líneas, los volúmenes y los detalles. Una silueta reconocible a la primera ojeada. Un modelo de estilo intemporal — y muy contemporáneo. Cómplices perfectos de este universo de excepción, los cronógrafos Breitling for Bentley se imponen como unas creaciones que conjugan lujo, carácter y sofisticación estética. Por sus cajas de un estilo sport y refinado. Por su elegancia robusta. Por sus volúmenes nobles y generosos. Por sus juegos de ángulos y curvas que evocan los más bellos automóviles.

Para subrayar los lazos que unen a Breitling con el universo Bentley, los diseñadores han reinterpretado varios signos distintivos de la marca británica, tales como la célebre calandra en «nido de abeja», el grabado característico de los paneles de instrumentos, la tipografía de la instrumentación, los colores de las carrocerías o las maderas preciosas de los interiores Mulliner. Detalles todos ellos que otorgan a cada reloj su estilo único, original, exclusivo.

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-80b7449022-passion-for-preformance.jpg

PASION POR LA EXCELENCIA

Nacidos para la hazaña, los cronógrafos Breitling for Bentley reflejan en todos sus detalles su pasión por la excelencia. Todos ellos van dotados de mecanismos certificados cronómetros por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), el referente supremo en materia de precisión y fiabilidad —y el único que se rige por una normativa internacional.

Para obtener el codiciado título de cronómetro, cada mecanismo es sometido durante quince días y quince noches a tests sumamente rigurosos, en cinco posiciones y a tres temperaturas, debiendo cumplir asimismo siete criterios eliminatorios muy severos, inclusive cuando la función cronógrafo está activada.

Todas las etapas de fabricación de los relojes —100% suizos desde la caja hasta el mecanismo, pasando por la esfera y la pulsera— incluyen igualmente un proceso de control implacable.

Dedicados al mundo del automóvil, los cronógrafos Breiling for Bentley se distinguen por varias exclusividades técnicas, entre ellas un «taquímetro variable» basado en una regla de cálculo circular, que permite medir una velocidad media cualquiera que sea el tiempo transcurrido, la distancia recorrida o la velocidad alcanzada, y que ofrece por tanto un funcionamiento claramente superior al de los taquímetros usuales, limitados a observaciones basadas en un tiempo inferior a 60 segundos. Otra particularidad reservada a los instrumentos Breitling for Bentley: el «cronógrafo 30 segundos», basado en una patente Breitling de 1926, que indica el tiempo de forma muy visible y con una precisión de 1/8 de segundo.

http://cdn4.breitlingforbentley.com/bundles/breitlingbfb/images/bfb/slides/asset-version-fdcf1e3fa0-hand-made-luxury.jpg

AUTENTICO LUJO HECHO A MANO

En los montes suizos de La Chaux-de-Fonds y en la campiña inglesa de Crewe, la pasión por el trabajo bien hecho está presente en el más mínimo gesto. Para que cada reloj sea una obra de arte única.

Para dar vida y belleza a los cronógrafos Breitling for Bentley, los mejores artesanos se toman todo su tiempo. Tiempo para ensamblar, pieza a pieza, una construcción de lo más sofisticada y verificar con ojo experto su perfección estética. Tiempo para pulir a mano los volúmenes de una caja, dar lustre a un bisel o sacar brillo, uno por uno, a cada eslabón de una pulsera. Tiempo para tallar un índice de nácar, fijar los apliques de una esfera, facetar con diamante una aguja o coser una correa de piel para otorgarle flexibilidad y cuerpo.

Trabajando con arte los materiales más nobles, estos herederos de un saber hacer transmitido de generación en generación cultivan la pasión por el trabajo de calidad y la búsqueda de la excelencia hasta en sus más pequeños detalles. La esencia del lujo auténtico y del refinamiento supremo.