Breitling for Bentley

Bentley Mulliner Tourbillon

EL PRIVILEGIO DE ELEGIR

Mulliner: para los amantes de automóviles prestigiosos, el nombre de este taller de Bentley es sinónimo del lujo más absoluto. En este santuario de la exclusividad, un centenar de artesanos y técnicos trabajan el metal, la madera y el cuero para hacer realidad todos los deseos de los propietarios de Bentley. Tourbillon: para los apasionados de relojes complicados, este mecanismo ultra sofisticado representa una de las cimas del arte relojero. Nacido de la confluencia de dos tradiciones de excelencia, el cronógrafo Bentley Mulliner Tourbillon se fabrica únicamente en unos cuantos ejemplares al año y puede personalizarse según las preferencias de su futuro dueño, que puede elegir el material de la caja (platino, oro amarillo, rosa o blanco), el color de la esfera realzada con índices de nácar o las tonalidades de la correa de piel de cocodrilo —sin olvidar las incrustaciones de madera preciosa en el reverso del reloj, a elegir entre seis especies diferentes. Este máximo exponente de alta relojería alberga un movimiento de cronógrafo de cuerda manual con tourbillon, especialmente fabricado para Breitling for Bentley y oficialmente certificado cronómetro por el COSC. Va dotado igualmente de un sistema inédito de «cronógrafo 30 segundos» y de un calendario con aguja.